X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ARTICULOS

Motos eléctricas

Emprendedores catalanes presentan la primera estación multiusuario de recarga eléctrica para motos.

Compartir: 

La región de Cataluña podría tener en circulación hasta 100.000 vehículos eléctricos a finales de 2015, según un informe de la Generalitat elaborado por el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible y que se presentó recientemente en Barcelona. De estos 100.000 vehículos, entre 20.000 y 25.000 serán motocicletas, que cuentan con menos limitaciones que los coches y que aportan ventajas adicionales como el bajo coste de mantenimiento y la reducción de ruidos. Además, su uso será óptimo en desplazamientos cortos y en zonas de gran densidad de tráfico con un límite de velocidad reducido.

Todos estos datos sirven de caldo de cultivo para llevar a buen puerto la iniciativa de unos emprendedores catalanes que han desarrollado toda una solución de red de estaciones de recarga inteligentes para conseguir consolidar y aumentar el parque de motocicletas eléctricas. MOBECPOINT, acrónimo en inglés de punto de movilidad eléctrica, es la primera solución realmente efectiva y útil para la recarga de motos eléctricas. Se trata de una estación, de sencilla instalación, máxima seguridad y reducidas dimensiones, pensada exclusivamente para la recarga simultánea de hasta 25 vehículos eléctricos de dos ruedas, ya sean bicis o motocicletas. Aún así, la compatibilidad y modularidad de MOBECPOINT permite la conexión y recarga de otros vehículos eléctricos- coches, cuadriciclos, otros dispositivos de movilidad tipo Segway,etc.- gracias a la instalación de accesorios modulares específicos.

Su diseño modular permite que la estación pueda adaptarse fácilmente a cualquier espacio, ya que es capaz de acoger en paralelo desde 2 hasta 25 puntos de recarga individuales, en función de las necesidades. Aunque ha sido desarrollada sobre todo pensando en su instalación en la vía pública, aprovechando los espacios ya habilitados para aparcar motocicletas con un impacto visual mínimo, se trata de una solución que también puede ser válida para flotas de motos de empresas, entidades, cuerpos de seguridad, etc., que aparcan de forma centralizada en una ubicación concreta.

Hay que destacar que MOBEC POINT sólo utiliza electricidad procedente de fuentes de energía renovables con origen certificado, además de contar con un panel de placas solares en cada estación que también ayuda a generar parte de la energía que se consume en cada punto. Para los responsables de este proyecto, MOBEC POINT no sólo es una iniciativa empresarial. También es una forma de apostar por la movilidad sostenible, una manera de minimizar nuestro propio impacto medioambiental en la lucha global contra el cambio climático, siguiendo aquella máxima de “Think global, act local”.

Funcionamiento y seguridad

La interacción y funcionamiento entre la estación de recarga y el usuario y su vehículo es sencilla pero a la vez muy avanzada. El usuario contará con una tarjeta de identificación, compatible con todos los MOBEC POINT y otros puntos de recarga eléctrica. Una vez identificado, el usuario indicará a través de una pantalla durante cuánto tiempo quiere recargar su moto. Tras este paso, se levantará el cierre de seguridad de la toma para que el usuario pueda conectar la moto. Al cabo de unos segundos, la toma vuelve a cerrarse de forma totalmente segura para que nadie pueda manipular ni interrumpir la recarga.

Además, a diferencia de otros puntos de recarga, el usuario podrá controlar el estado de la carga mediante una aplicación instalada en su teléfono móvil o bien a través de la página web de MOBEC POINT. También a través del móvil o el ordenador podrá modificar su tiempo de recarga si, por ejemplo, prevé estar más tiempo del previsto en una reunión o en casa.

Pero la estación de recarga no sólo es inteligente para ofrecer un servicio al usuario. También es inteligente para conseguir un grado de seguridad absoluta. Por ejemplo, la recarga nunca se inicia si el enchufe no está correctamente conectado. Además, a diferencia de otros puntos de recarga, las tomas de corriente nunca quedan abiertas y la proximidad entre el vehículo y el punto de recarga minimiza completamente la posibilidad de que algún peatón tropiece con un cable, algo habitual en algunos puntos de recarga ya instalados. El vandalismo urbano también se ha tenido en cuenta, por lo que si, por ejemplo, alguien cortara la conexión entre moto y estación, se anularía automáticamente el suministro eléctrico de ese punto concreto y, además, el usuario sería avisado a través del móvil. Y todo ello siempre monitorizado a través de un centro de control, encargado también de dar servicio y mantenimiento ante posibles incidencias.

La moto, solución viable

Si bien el futuro del coche eléctrico es aún incierto por diferentes motivos (red pública de puntos de recarga insuficiente, espacio necesario para estacionar y recargar, autonomía, precio poco competitivo…), la implantación de la moto eléctrica, en entornos urbanos, es mucho más viable por el tipo de trayectos que se realizan, la tipología de usuario, un precio de compra más asequible y una practicidad equiparable a la de las motos de motor de combustión, por citar sólo algunos.

Partiendo de este planteamiento, MOBEC POINT quiere tejer una red de estaciones de recarga multiusuario que permita consolidar la movilidad eléctrica de los vehículos de dos ruedas en entornos urbanos e interurbanos, consiguiendo importantes beneficios no sólo ambientales, sino también a nivel de contaminación acústica, ya que las motos eléctricas apenas generan decibelios.

Actualmente existe una oferta amplia y competitiva de motos eléctricas. Pero sólo con una red de recarga accesible, útil y con gran capilaridad será posible el despegue definitivo de los vehículos eléctricos de dos ruedas.

Barcelona, punto de inspiración

La iniciativa MOBEC POINT se inspiró inicialmente en la ciudad de Barcelona. La capital catalana cuenta con un parque motociclista de más de 250.000 vehículos, siendo la segunda ciudad europea con más motos después de Roma. No es de extrañar pues que uno de los deseos de los impulsores del proyecto sea tejer una red de estaciones en Barcelona, lo que la convertiría en punta de lanza de un sistema que apuesta por la sostenibilidad urbana y fácilmente implantable por costes y espacio, en todo tipo de pueblos y ciudades.

Aún así, este proyecto, desarrollado y producido enteramente en Cataluña, ya cuenta con planes de expansión internacional pensando sobre todo en los mercados asiáticos y la cuenca mediterránea.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 24

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE