X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ENTREVISTAS

Jaume Verge

Director de la Asociación Española de Gestores de Flotas de Automóviles (AEGFA).

Compartir: 

La Asociación Española de Gestores de Flotas de Automóviles (AEGFA) representa al colectivo de gestores de flotas de automóviles, con el fin de facilitarles sus funciones profesionales mediante la difusión de información y noticias del sector, y potenciar su desarrollo profesional con soluciones formativas específicas para el ejercicio de sus funciones.

Además, actúa como nexo de unión de los diferentes profesionales del país cuya responsabilidad es la gestión de flotas de automóviles.

Según datos del sector, la flota actual de vehículos de renting en España se sitúa por encima del medio millón de unidades y la flota asociada a la AEGFA roza los 377.000 vehículos.

Jaume Verge, en el Congreso CONAMA10

Este sector se encuentra en pleno proceso de evolución (externalización de la gestión, cambios legislativos...) y fruto de éste, inmerso también en una nueva cultura de la movilidad sostenible, donde muchas empresas y muchos empresarios se preguntan si los vehículos eléctricos (VE) encajarán en sus flotas básicas o de distribución. En principio, la respuesta es afirmativa por cuanto el VE supone ventajas ecológicas y costes más bajos, teniendo en cuenta sólo el factor de consumo de combustible.

Surgen, sin embargo, dudas acerca de la autonomía, los tiempos de recarga de las baterías o quién asumirá los costes de su reciclaje cuando se agoten y cómo afectará a la cuota mensual que deberán asumir las empresas y también, el valor residual del vehículo. Además, muchos gestores hablan de la necesidad de que las empresas de renting aporten beneficios suficientes que hagan a este colectivo de profesionales plantearse la movilidad eléctrica en sus flotas.

Hablamos de ello con Jaume Verge, Director de la AEGFA, con el fin de hallar respuestas a varias incógnitas en el ámbito de la gestión de flotas en España relacionadas con el ámbito medioambiental.

esmartcity. ¿Cuáles son las actuales tendencias y prioridades de la gestión de flotas en España y cómo está incidiendo la desaceleración económica en esta actividad?

Todas las empresas han apostado por la reducción de costes en los diferentes departamentos. Y el parque móvil no ha sido una excepción. La reducción de plantilla ha reducido el número de vehículos. También ha descendido el número de empleados con derecho a coche y se ha optimizado al máximo la utilización de cada vehículo. Además, se han adoptado muchas medidas de control de costes en capítulos como el combustible y el kilometraje recorrido, se han renegociado las condiciones con los diferentes partners y se han prorrogado los contratos de renting.

Estas prórrogas son fruto de dos factores. Por un lado, es una manera de abaratar costes, ya que al alargar los contratos se reduce el coste mensual por vehículo. Y por otro, algunos operadores de renting no quieren tomar excesivos riesgos financieros aumentando su flota viva con nuevos vehículos, por lo que en muchos casos el gestor no tiene otro remedio que quedarse con las unidades que ya tiene o renovar muy pocos vehículos.

esmartcity. Políticas medioambientales y gestión de flotas. ¿Una oportunidad o un desafío?

Estamos ante una gran oportunidad para introducir políticas de control en lo referente a las emisiones producidas por los parques móviles de las empresas. La mayor parte de las compañías cuenta con planes progresivos de reducción de emisiones, adquiriendo vehículos más eficientes cada año y estableciendo políticas de coches de empresa que limitan la elección de modelos en función de su consumo y nivel de emisiones.

esmartcity. Los responsables de flotas son grandes protagonistas en la lucha por la reducción de las emisiones de CO2. ¿Cómo están afrontando los profesionales del sector este reto?

Las cada vez más habituales políticas de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) influyen decididamente en las decisiones de compra de los gestores de flota. No sólo están optando por vehículos más eficientes energéticamente, sino que también conciencian a los conductores a través de cursos de conducción eficiente y segura, comunicaciones internas sobre la importancia del buen uso y mantenimiento del vehículo…

A ello también están ayudando tanto las Administraciones Públicas como los operadores de renting, realizando acciones dirigidas a disminuir la huella ambiental de los parques móviles de las empresas.

esmartcity. ¿Son compatibles movilidad sostenible y eficiencia energética con gestión de flotas cuando los vehículos son una forma de incentivo y retención del talento?

Este un complejo capítulo que “enfrenta” a diferentes departamentos de las empresas. Aún así, los fabricantes están haciendo compatible la movilidad sostenible con paquetes de retribución donde se incluye un vehículo de cierto nivel, gracias a motores térmicos muy eficientes, tecnología híbrida, etc.

esmartcity. La Asociación se ha adherido al club de Aliados de la segunda edición del Salón del Vehículo y Combustibles Alternativos, celebrada a mediados de octubre en Valladolid. ¿Qué conclusiones extraen tras la resaca de este evento?

La oferta de vehículos con propulsiones y combustibles alternativos va creciendo en surtido y fiabilidad, factor que propiciará y facilitará su incorporación paulatina a las flotas. En 2012 ya estarán disponibles modelos de marcas consolidadas y en años sucesivos se esperan más novedades. El factor precio sigue actuando de barrera, pero se despejan dudas respecto a fiabilidad y seguridad de la oferta disponible.

esmartcity. Se opina con convicción que los primeros usuarios que habrán de impulsar el Vehículo Eléctrico en España serán los propietarios de flotas. ¿Y ustedes qué opinan?

El compromiso de las empresas, sobre todo de las grandes corporaciones, con el medio ambiente es muy importante. De ahí que sean estas compañías las que más interés muestren por la movilidad eléctrica. También son estas mismas empresas las que tienen la capacidad económica para hacer frente a los actuales costes de adquisición que suponen los vehículos eléctricos. Un particular difícilmente podrá valorar positivamente la compra de un coche con un precio muy elevado y unas contraprestaciones deficientes en cuanto a autonomía y capacidad de carga, al menos teniendo en cuenta lo que existe ahora en el mercado.

esmartcity. Por cierto, que han llevado a cabo desde AEGFA, por encargo del IDAE, un estudio del potencial del Vehículo Eléctrico en las flotas. ¿Qué conclusiones se extraen del mismo?

Los resultados son propiedad de IDAE, pero podemos adelantar que hemos detectado empresas que tienen planificado incorporar Vehículos Eléctricos en sus flotas desde este año, sin embargo son minoría todavía. Lo que ha puesto de manifiesto el Estudio es la necesidad de orquestar medidas de divulgación, información y acciones comerciales para despejar dudas y prejuicios respecto al potencial de los Vehículos Eléctricos en las flotas.

Los resultados obtenidos han puesto de manifiesto que la estimación del gestor de flotas respecto a incorporar VE viene muy condicionada por la escasa oferta de modelos disponibles hoy día, sus prestaciones y precio.

De todos los sectores en principio afines al VE, de los que hemos obtenido una estimación, el porcentaje obtenido fue de un 1,9% de VE en la flota a finales de 2012, aunque si esta estimación la comparamos con la flota de vehículos de uso exclusivamente urbano, la cifra se eleva a un 9%.

Las incorporaciones de VE se concentran en 2012, totalizando un 69% del parque final de ese año, mientras que en los años anteriores tan sólo se prevé la adquisición del 31% restante. Asimismo, las previsiones de incorporar VE en 2010 y 2011 provienen de instituciones o de subcontratas de la Administración.

Las flotas con una mayor proporción de turismos son las que en menor medida, prevén incorporar vehículos eléctricos, mientras que las que tienen mayoritariamente vehículos comerciales ligeros (más del 50% de la flota), prevén incorporar antes VE.

En definitiva y al margen de datos cuantitativos, los gestores de flotas entrevistados manifestaron su predisposición a incorporar VE en sus flotas de uso urbano, siempre que se despejen las dudas relativas a:

  • precio de la cuota mensual de renting
  • coste de mantenimiento y vida útil de las baterías y
  • puntos de recarga públicos

esmartcity. Uno de los aspectos más delicados en lo que a gestión de flotas y vehículo eléctrico se refiere es la infraestructura de recarga. ¿Cómo afrontan este reto los gestores?

Este es uno de los principales inconvenientes actualmente del vehículo eléctrico. No existe una infraestructura de puntos de recarga capaz de dar seguridad de servicio a los usuarios de vehículos eléctricos, aunque es verdad que poco a poco se van instalando algunos puntos en las principales ciudades de nuestro país. Los gestores con unidades eléctricas en su parque tienen que planificar perfectamente los turnos de utilización de estos vehículos, teniendo en cuenta su autonomía, consumo del vehículo en función del uso y tiempo necesario de recarga en las propias instalaciones de la empresa.

esmartcity. En cualquier caso, no todo es el vehículo eléctrico, pues existe una gran variedad de vehículos energéticamente eficientes. ¿Cuál es la predilección, en estos momentos, por parte de los gestores hacia el tipo de vehículos que mejor se adaptan a sus necesidades, impulsando a la vez la protección al medio ambiente?

En la mayor parte de los casos un gestor de flotas no tiene la oportunidad de poder realizar experimentos. Cada unidad de una flota tiene su función y las empresas no pueden permitirse, menos aún hoy en día, que un vehículo de su parque no sea capaz de realizar adecuadamente su trabajo. Es decir, cualquier gestor de flota busca tecnología probada y capaz de dar soluciones de movilidad a sus necesidades. En este sentido, los coches híbridos están teniendo muy buena aceptación entre los gestores de flotas. También hay que destacar que los vehículos capaces de funcionar con GLP o GNV (GNC) parece que van encontrando un espacio cada vez mayor en los parques móviles de las empresas.

esmartcity. En lo que a flotas para cargos directivos se refiere, existe la idea de que el vehículo de empresa marca el estatus de ese cargo y que por tanto, los directivos priorizan la cilindrada y potencia frente a otros valores como el medioambiental. ¿Realidad o mito?

Es cierto que tradicionalmente el coche de dirección ha sido un coche poco vinculado al respeto medioambiental, sobre todo por las características propias del segmento al que pertenecen este tipo de vehículos. Esto está cambiando gracias a la implantación de políticas de responsabilidad corporativa, donde los aspectos medioambientales son muy importantes. Además, introducir conceptos como la sostenibilidad entre el resto de usuarios de vehículos de una compañía es más sencillo si los altos directivos “predican con el ejemplo” conduciendo coches más eficientes. Los propios fabricantes de automóviles son conscientes de ello y ofrecen vehículos de alta gama adaptados a esta demanda.

esmartcity. ¿Existe mayor preocupación por parte de los gestores de flotas hacia la conducción eficiente?

Sin duda alguna. Son muchos los gestores que no sólo ofrecen la posibilidad sino que obligan a sus conductores a realizar este tipo de cursos impartidos. Este tipo de formación no sólo implica un menor impacto medioambiental de la compañía, sino que ayuda a reducir costes gracias al ahorro en consumo de combustible. Además, una conducción más eficiente es también una conducción más segura, por lo que también redunda en un menor índice de siniestralidad con consecuencias tanto en el área de riesgos laborales como en el precio de las pólizas de seguros.

Por otro lado, el mayor potencial de ahorros o excesos de costes en una flota está en las manos y los pies de los conductores. Por tanto, la conducción del vehículo a lo largo de su uso es un factor esencial de su estado cuando ese vehículo es devuelto, porque la empresa debe venderlo para recuperar el valor residual calculado y el precio de venta se puede ver afectado negativamente para el operador. Una conducción eficiente no sólo redunda en beneficios medioambientales, sino también en el estado general del vehículo, por lo que supone un aspecto importante para el operador.

esmartcity. Le ruego un ejercicio de reflexión. ¿Cómo vislumbra el mundo de las flotas de vehículos en España de aquí a diez años?

¡Es un horizonte lejano! La movilidad, tanto personal como corporativa, variará sustancialmente.

Por un lado, la gestión de las flotas estará mucho más externalizada, y cada aspecto de la vida de un vehículo (renovación, seguro, posventa, remarketing, …) estará manejado por empresas especializadas en cada uno de estos aspectos.

Por otro lado, los vehículos estarán agrupados en pools funcionales, y en cada momento, dependiendo de la función que precise cubrir, el empleado dispondrá de un vehículo determinado, que compartirá con otros. El concepto de vehículo asignado a un único usuario irá desapareciendo en la medida en que la sostenibilidad de la flota se imponga y el control remoto de los vehículos se sofistique.

Además, observamos que los vehículos de dos ruedas se van incorporando cada vez más a las flotas y, en la medida en que se desarrollen ofertas de movilidad más sostenibles, esta tipología de vehículos alternativos a los turismos se pueden acabar imponiendo en las flotas de los centros de nuestras ciudades.

ENTREVISTAS

1 2 3 4

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ENTREVISTAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE