X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Women in the City, cómo mejorar la relación entre ciudad y ciudadanas

El estudio aporta una visión positiva general de las ciudades, no obstante, es necesario hacerlas más accesibles, sostenibles y diseñadas para todos.

Compartir: 

Mejor disponibilidad de servicios como centros sanitarios, instituciones administrativas, centros educativos, comercios, transporte público y mayores oportunidades de encontrar empleo son las principales cuestiones que hacen más atractiva la vida en las ciudades. Por el contrario, conseguir entornos más agradables y menos contaminados, mayor participación y mejorar la movilidad son asignaturas pendientes.

Así se desprende del informe Women in the City, realizado por IPSOS para el Grupo Lafarge, en el que han sido encuestados hombres y mujeres de cinco ciudades europeas: París, Marsella, Cracovia, Varsovia y Madrid. Según el resultado de este estudio sobre las mujeres y las ciudades, no se registran grandes diferencias entre las urbes analizadas. Tampoco se aprecian significativas variaciones respecto a la visión de los hombres.

Durante la presentación del informe en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), Laura Villaescusa, Directora de Comunicación de Lafarge, mostró que existe una opinión positiva, en general, de las mujeres hacia sus ciudades: el 82% de las encuestadas, el 91% de las madrileñas, declaran que les gusta su ciudad, no obstante, en el estudio también aparecen aspectos que valoran de forma negativa.

Presentación del Informe Women in the City, de Ipsos para Lafarge

Así, los sectores peor considerados en la media de las 5 ciudades son la seguridad, la contaminación y el estrés. Mientras que, para las ciudadanas de Madrid, contaminación y estrés ocupan el primer puesto, seguidos por las aglomeraciones y densidad de población; la seguridad, en Madrid, pasa a un séptimo lugar, de los ocho aspectos mencionados.

Falta de tiempo en la ciudad

De los datos del estudio se desprende una percepción de falta de tiempo generalizada: Los encuestados declaran que necesitarían, de media, 3 horas más al día para poder completar todas sus tareas, teniendo en cuenta únicamente a las mujeres encuestadas, harían falta 3 horas y 14 minutos más al día (3 horas y 45 minutos para las mujeres con hijos y 2 horas y 57 minutos para mujeres sin hijos).

Espera para transporte público

Idea que podría ser enlazada con la cantidad de tiempo invertida en desplazamientos diarios. Los ciudadanos invierten de media 1 hora y 30 minutos en desplazamientos, siendo el transporte público más utilizado por las mujeres frente al vehículo propio (60% frente a 47%, en Madrid 58% frente a 48%).

En línea con los datos anteriores, ante la pregunta de cómo mejorarías tu ciudad, un 64% de las encuestadas (el 61% de las madrileñas) considera que con un entorno más agradable y menos contaminado, seguido de tener un transporte más accesible y tráfico más fluido (51% de las encuestadas, 50% de las madrileñas).

Mejoras en el entorno y transporte

Por último, probablemente con el fin de conciliar mejor la vida familiar y laboral, las mujeres están claramente a favor de las ciudades con varios centros, pequeños, pero repartidos en diferentes puntos de la ciudad, en lugar de ciudades con un centro-ciudad único (74% contra 26%).

Inclusión y diseño para todos

Tras la presentación de los datos del informe, tuvo lugar una mesa redonda moderada por el arquitecto Manuel Leira, en la que participaron: Laura Baena, del portal Malas Madres; Carlos Hernández, Sociólogo; Estefanía Alcárazo, arquitecta de Lafarge España, y Aurora Adalid, arquitecta.

Mesa Redonda

Durante esta charla se pusieron de manifiesto aspectos como la importancia de diseñar las ciudades pensando en sus ciudadanos y de que las mujeres formen parte de esa planificación y gestión.

El diseño para todos fue un argumento recurrente ya que, las mujeres, y las personas en general, no viven igual la ciudad en todas las etapas de su vida, ni si quiera en cada momento del día. Como destacaron los ponentes, se hace un uso de la ciudad con el rol de estudiante, otro con el de trabajadora, otro en los momentos de ocio y otro muy distinto en el rol de madre que ha de moverse por la ciudad con niños y/o carritos.

Existe una queja general a la hora de moverse en transporte público con el carrito o carritos de bebes, lo que ralentiza o, en ocasiones, impide la movilidad por la ciudad para actividades en familia, teniendo que recurrir frecuentemente al transporte particular, con lo que supone poner más vehículos en circulación a ciertas horas, búsqueda de aparcamiento en lugares comúnmente congestionados, etc.

Mesa de debate

Así, el concepto diseño para todos no sólo sería beneficioso para madres o padres con carros, sino también para mejorar la accesibilidad en general a personas con discapacidad, personas mayores o para los que puedan sufrir una merma temporal de su movilidad por cualquier razón.

Para ello, según expusieron los participantes en el debate, es importante que los gestores de la ciudad escuchen a la propia ciudad y toda su diversidad ya que, de otro modo, las soluciones desarrolladas no serán tal solución para el problema. Enlazamos así con otra idea muy utilizada en el concepto de ‘ciudad inteligente’, la de ‘participación ciudadana’, dando a los habitantes voz y herramientas reales de opinión para que puedan expresar sus verdaderas necesidades.

Puedes descargar el informe completo en el enlace de abajo desde nuestra Biblioteca.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 24

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE