X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

RelayRides o cómo reinventar el carsharing como negocio para propietarios de vehículos particulares.

Compartir: 

En Estados Unidos se ha puesto en marcha una iniciativa revolucionaria a nivel mundial en lo que al carsharing se refiere y que consiste en el desarrollo de una plataforma online que gestiona este sistema de particular a particular, permitiendo a los propietarios de un vehículo incrementar sus ingresos y a quienes no tienen coche, pero precisan de uno en ocasiones, disponer de una amplia oferta, cercana y a precios competitivos.

Se trata de RelayRides, un proyecto que actualmente opera sólo en Boston y en San Francisco, pero que tiene visos de expandirse por otras ciudades norteamericanas como Nueva York, Filadelfia o Chicago.

Y es que ya es habitual en miles de ciudades del mundo que empresas especializadas ofrezcan sus flotas de vehículos para prestar servicios de carsharing a los ciudadanos, pero no es habitual que sean los propios ciudadanos los que ofrezcan sus coches a otros para dicho servicio y esa es la clave de RelayRides.

Un coche particular permanece estacionado como media el 90% de su tiempo, por lo que parece lógico pensar que su propietario quiera optimizar su vehículo si ello le permite obtener, además, unos ingresos interesantes.

RelayRides es fruto de un equipo de profesionales apasionados por los negocios innovadores y por mejorar la calidad de vida y medioambiental de las comunidades.

Su experiencia anterior en la puesta en marcha de empresas de carsharing, unido al conocimiento en la gestión de este tipo de negocios, les ha permitido desarrollar una plataforma segura, útil y sencilla con la que pretenden reducir la congestión del tráfico, pues cada coche compartido reemplaza potencialmente entre 14 y 18 vehículos en la carretera; la dependencia del petróleo, pues hay estudios que revelan que los usuarios de carsharing invierten entre un 40 y un 70% menos de tiempo en la carretera, y disminuir la polución, pues menos coches en las calles significa menos gases contaminantes y partículas nocivas.

¿Cómo funciona?

El propietario de un vehículo que quiera ofrecerlo para este servicio de carsharing tendrá que seguir una serie de pasos, como rellenar un formulario de registro y responder a una serie de cuestiones acerca del tipo de vehículo que pone a disposición de los usuarios y el tiempo que lo puede ceder para el servicio.

Una vez aceptado como miembro, se invitará al propietario a que lleve su vehículo a un taller certificado por RelayRides para instalar un dispositivo que controla la apertura y encendido del vehículo a fin de que sólo los usuarios acreditados por RelayRides puedan abrir y arrancar el coche, además del propietario. El dispositivo es pequeño y puede extraerse fácilmente una vez que el propietario decida no seguir en el programa.  

Asimismo, el propietario del vehículo estará cubierto por una póliza que se ocupará completamente de cualquier problema que pudiera suceder con el coche cuando sea utilizado por un miembro de RelayRides.

El propietario del vehículo tiene pleno control sobre el mismo, de modo que establece los horarios en que puede ser utilizado por usuarios de RelayRides e incluso, el precio que establece por el uso de su vehículo, pues aunque en RelayRides se proponen unas cuotas orientativas, cada propietario establece el precio final por uso en función de aspectos tales como la gama, la antigüedad y estado, o los extras que incluya (GPS, porta-bicicletas...).

En cuanto a los usuarios, estos deben también deben ser previamente aceptados (es preciso tener 21 años de edad mínima, dos años consecutivos de licencia de conducir y no haber violado el código de la circulación, entre otros requisitos) y recibirán en su casa una tarjeta de miembro junto con las instrucciones de uso.

A través de la web, el usuario podrá conocer la variedad de vehículos disponibles cerca de donde se encuentra. Cuando se decida por uno, que podrá alquilar en tramos desde una hora hasta varios días, tan sólo tendrá que acercarse hasta el vehículo, que contará con una pegatina identificativa del servicio, y sólo tendrá que acercar la tarjeta porporcionada por RelayRides al sensor ubicado en el interior del coche para desbloquear su apertura, sentarse al volante y ponerlo en marcha.

En este caso, el vehículo debe ser devuelto a la localización de la que se cogió una vez finalizado el servicio.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 706

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE