X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

La protección electrónica contra el derrape se convierte en equipamiento de serie.

Compartir: 

La normativa europea, según la cual el ESP® ya es obligatorio para todos los nuevos modelos de automóviles entró en vigor el pasado 1 de noviembre de 2011.

De este modo, en el año 2013, uno de cada dos turismos de nueva matriculación estará equipado en todo el mundo con el sistema ESP®.

Instalacion del ESP de Bosch

Todos los modelos de turismos y vehículos industriales ligeros de nueva matriculación que se introduzcan en los países miembros de la Unión Europea deberán estar equipados con el sistema de protección contra el derrape ESP® (Programa Electrónico de Estabilidad) según la nomenclatura utilizada por Bosch, el inventor de este sistema electrónico de seguridad activa. La regulación correspondiente de la UE se aplica, desde el 1 de noviembre de 2011, a la homologación de todos los vehículos a partir de esta fecha. Además, a partir del 31 de octubre de 2014 se hará extensiva la obligación de equipamiento del sistema ESP® a todos los vehículos de nueva matriculación en la UE, sin excepción alguna.

La obligatoriedad de equipar los vehículos con el sistema ESP® forma parte de un amplio paquete de medidas adoptadas por la Comisión Europea para mejorar la seguridad vial en las carreteras europeas. “El ESP® puede evitar hasta un 80 por ciento de los accidentes por derrape. Después del cinturón de seguridad se ha convertido en el sistema de seguridad más importante en los vehículos”, subraya Werner Struth, presidente de la división Chassis Systems Control de Bosch.

El Programa Electrónico de Estabilidad, ESP®, fue desarrollado por Bosch quien, además, fabricó en serie este sistema de seguridad por primera vez en el mundo en el año 1995. En el año 2010, el 41 por ciento de todos los turismos y vehículos industriales ligeros fabricados estaban ya equipados con Seite 2 von 3 la protección electrónica contra el derrape. En toda Europa, ese porcentaje fue incluso superior, alcanzando el 63 por ciento del total de las nuevas matriculaciones.

Gráfico de implantación del ESP de Bosch

Desde 1995, Bosch ha suministrado a la industria automotriz más de 50 millones de sistemas ESP®, con lo que ha contribuido de forma muy significativa a la divulgación de este sistema.

Bosch apoya la “Década de la Seguridad Vial” establecida por Naciones Unidas. El objetivo perseguido por la ONU a través de su iniciativa “Década de la Seguridad Vial” de 2011 a 2020, es contribuir a reducir a la mitad el número de muertes por accidentes de tráfico desde ahora hasta el año 2020. Según los últimos estudios realizados, los accidentes de tráfico se cobran anualmente la vida de unas 1,3 millones de personas en todo el mundo.

Para que los logros tecnológicos como el ESP® se conviertan en un estándar de seguridad mundial, Bosch continúa desarrollándolos y perfeccionándolos.

El objetivo es, por un lado, que los sistemas incorporen cada vez un mayor número de prestaciones y, por otro, que sean cada vez más pequeños y económicos, para impulsar de esta forma su divulgación en el mercado y ofrecer así a todas las personas, en cualquier lugar del mundo, la mayor seguridad vial posible. El equipamiento en serie de todos los nuevos modelos de vehículos en Europa con el sistema ESP® permite, además, la divulgación de los nuevos sistemas de asistencia al conductor que se basan en una conexión en red inteligente del ESP® con otros sensores que vigilan el entorno del vehículo, como el radar o la cámara de video.

El ESP® aprovecha los sensores inteligentes y compara 25 veces por segundo si el ángulo del volante trazado por el conductor coincide con la dirección real de vehículo. Si la electrónica del sistema detecta que hay una desviación entre ambos valores y el vehículo puede perder su estabilidad, entonces interviene el ESP®. Para evitar el derrape, el sistema reduce primero el par de giro del motor con el fin de estabilizar el vehículo. Si eso no fuera suficiente, frena también las ruedas selectivamente de forma individual. El ESP® incluye, Seite 3 von 3 además de las funciones del sistema Antibloqueo (ABS) y del sistema de Control de Tracción (ASR).

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 708

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE