X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Hella lanza al mercado sus sistemas de iluminación LED para vehículos comerciales que reducen el consumo de combustible y minimizan las emisiones de CO2.

Compartir: 

Hella, proveedor global de productos para la industria del automóvil, acaba de lanzar un sistema de iluminación LED (Light-Emitting Diode) diseñado para vehículos comerciales, con el objetivo de aumentar el ahorro y la rentabilidad de sus transportes, especialmente, entre el colectivo de autónomos, uno de los más azotados por la crisis económica.

Según Hella, la tecnología LED permite un ahorro del 80% del consumo de energía de estos vehículos que, en general, son la herramienta de trabajo principal de la mayor parte de los trabajadores por cuenta propia, por lo que su uso contribuye también a economizar en el desarrollo de su actividad. Desde mediados de 2008, más de 770.000 autónomos cesaron en su actividad, según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

De esta forma, las furgonetas, autobuses, camiones y vehículos de servicio de estos profesionales, que dispongan de sistemas de iluminación LED, resultarán más rentables que aquellos que utilicen luces de xenón o halógenas, reduciendo su consumo de combustible y minimizando las emisiones de CO2.

Además, Hella destaca que otra ventaja de este tipo de iluminación es que poseen una vida útil muy larga, de más de 10.000 horas, superando a las lámparas convencionales halógenas, que aproximadamente tienen una duración de 500 horas, o a las de xenón que rondan las 1.000 horas.

Por ello, el ahorro de costes es muy significativo para este colectivo que ha visto caer su actividad un 40% en el sector del transporte, ya que los LED evitan los gastos producidos por los cambios de repuestos o de mantenimiento, permitiendo que la actividad de estos vehículos sea continúa.

OneLED, una solución de ahorro

Con este objetivo, Hella ha diseñado su sistema de iluminación OneLED que ofrece por primera vez luces de balizamiento lateral, de posición y de gálibo con un montaje completamente automatizado y diseñado para aplicaciones de 12 y 24 voltios.

Asimismo, para tractores, autobuses, caravanas y autocaravanas, la compañía dispone de luces LED redondas de 87 milímetros con funciones combinadas como luces diurnas, intermitentes y de posición.

El faro OneLed se caracteriza sobre todo por su gran resistencia a las vibraciones, la suciedad y el agua -incluso en el lavado de alta presión-, gracias a un sellado con plástico que garantiza su fiabilidad y una durabilidad de 30.000 horas. Este sistema de iluminación, que ya se comercializa en Nueva Zelanda y Australia, estará disponible en Europa en breve.

Por último, Hella dispone de los faros de trabajo Hella Power Beam 1.000 y 2000, especialmente resistentes a las vibraciones y completamente cerrados al agua y al polvo, caracterizados por ofrecer una luz de gran rendimiento y muy similar a la luz diurna, favoreciendo un trabajo menos cansado y más eficiente. Además, una vez montados, no requieren mantenimiento alguno.

Hella es una compañía alemana creada en 1899, que desarrolla y fabrica sistemas de iluminación, electrónica, termocontrol y electricidad para el vehículo. Su actividad, centrada en estas cuatro líneas de negocio, se basa en la imagen, el diseño, la innovación y la calidad de sus más de 26.000 referencias. En España, la compañía está presente desde 1963 con siete delegaciones donde presta sus servicios a más de 150 distribuidores. En la actualidad, el Grupo Hella tiene una plantilla de 25.000 empleados en todo el mundo y cerca de 3.000 ingenieros distribuidos en 70 centros de producción.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 706

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE