X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Ford demuestra el futuro de la comunicación coche a coche con vehículos que hablan y avisan de peligros y tráfico denso.

Compartir: 

Ford ha demostrado sus últimos avances en comunicaciones de vehículo a vehículo en la presentación final del proyecto de investigación CocarX (Co-operative Cars Extended), destacando la viabilidad de mejora de seguridad vial y gestión del tráfico a través del uso de vehículos inteligentes.

CoCarX es un proyecto financiado por el Ministerio de Educación alemán que investiga las posibilidades del uso de tecnologías UMTS y sus variantes en la comunicación entre vehículos, tanto en movimiento como estacionados.

El proveedor de infraestructuras de telecomunicaciones Ericsson, Vodafone, el centro de investigación de Ford en Aachen, BMW y la administración federal de carreteras alemanas.

Ford es la primera marca que hace demostraciones de comunicación de vehículo a vehículo usando la nueva red de comunicación móvil LTE (Long Term Evolution) que permite una transmisión de datos mucho más rápida que los sistemas actualmente existentes.

La sofisticada comunicación de vehículo a vehículo de Ford jugará un papel clave en la presentación de CoCarX en Düsseldorf, y supondrá la culminación de un proyecto que comenzó en 2009 con el objetivo de desarrollar los sistemas e infraestructuras que permitan a los vehículos que se envíen mutuamente actualizaciones de datos con riesgos en carretera, condiciones de conducción e información sobre tráfico.

Utilizando frecuencias de radio localizadas y la más reciente tecnología de redes de telefonía móvil, el sistema de comunicación de vehículo a vehículo de Ford permite que cada coche envíe mensajes a otros vehículos, manteniéndoles informados y permitiéndoles estar prevenidos de las posibles dificultades que puedan encontrarse en carretera.

Dos Ford S-MAX demostraron el sistema de aviso vehículo a vehículo en el que trabaja Ford, diseñado para avisar a los conductores para que no les cojan por sorpresa situaciones inesperadas en carretera. Por ejemplo, un frenazo del S-Max que vaya por delante en la carretera dispararía una señal de emergencia que recibiría el otro S-Max y aparecería en su consola en menos de 100 milisegundos.

“La idea de coches que hablan puede hacer que la gente piense irremediablemente en películas para niños, pero la realidad es que contar con vehículos que puedan hablar el mismo idioma podría redundar en una mejora significante de los beneficios en seguridad comodidad para los conductores", dice Christian Ress, técnico experto en conectividad, asistencia global al conductor y seguridad activa.

“Los vehículos inteligentes, capaces de enviar y recibir mensajes en fracciones de segundo podrían ayudar a prevenir a sus conductores de peligros que ni ellos ni sus sistemas de seguridad podrían detectar debido a la distancia del peligro o los obstáculos que bloquean la visión, tales como tráfico denso o curvas en la carretera".

Algunos vehículos Ford ya cuentan con diversas tecnologías diseñadas para detectar diversas entradas de datos del entorno de conducción y que ayudan al conductor automáticamente, como la Ayuda de mantenimiento en el carril, el aviso de cambio de carril, la parada activa en ciudad, la alerta al conductor, el control adaptativo de crucero y el reconocimiento de señales de tráfico.

Aun así, la comunicación de vehículo a vehículo, los coches que estén interconectados pueden ser avisados si están en trayectoria de colisión con otro vehículo, si hay tráfico detenido tras una esquina o en ruta e incluso si existe riesgo de colisión al cambiar de carril. Ford considera que la habilidad de utilizar canales de comunicación de banda ancha como el LTE permitirán que un gran número de coches estén en contacto de manera inmediata de manera recíproca, reduciendo potencialmente la frecuencia de accidentes, contribuyendo a que haya un tráfico más fluido y las carreteras estén menos congestionadas y, de paso, reduciendo las emisiones de CO2.

Los S-MAX inteligentes también demostraron que es posible contar con dos habilidades al utilizar el módulo integrado LTE. Los pasajeros pueden descargar un vídeo que entretenga a los pasajeros que viajan en la parte de atrás mientras el conductor es informado del tráfico en tiempo real. Estas habilidades adicionales funcionan en paralelo con los avisos de riesgo, demostrando la capacidad y la calidad de las funciones desarrolladas por Ford como parte de la solución CoCarX.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 707

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE