X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

El servicio de Consumo de la Junta de Andalucía comprueba si los establecimientos de venta de coches informan correctamente a los usuarios sobre las emisiones de CO2.

Compartir: 

Los inspectores controlarán la publicidad y este tipo de locales para proteger los derechos de los compradores y fomentar la sostenibilidad.

La Consejería andaluza de Salud, a través de su Dirección General de Consumo, va a inspecciona entre los meses de abril y julio, 300 establecimientos de exposición y venta de vehículos nuevos para comprobar si cumplen con las obligaciones de proporcionar una información adecuada y rigurosa sobre el consumo de combustible y sobre las emisiones de CO2 a la atmósfera de cada turismo.

La normativa vigente en este ámbito emana de una directiva europea que dio lugar en 2002 a un Real Decreto con el que se reconoce la importancia que la información desempeña como papel fundamental en la toma decisiones dentro del mercado. Con dicha normativa se promueve una información precisa sobre el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono, con el objetivo de que influya en la decisión del consumidor a favor de automóviles que consuman menosy, por lo tanto, emitan menos CO2. La información debe ser completa, clara y ha de permitir fácilmente que el usuario compare estos parámetros entre los diferentes modelos de vehículos.

Esta campaña de inspección que desarrollará la Junta de Andalucía se enmarca en su estrategia en la defensa de un consumo responsable y sostenible, así como un uso prudente y racional de los recursos naturales, fundamentalmente de la energía, que permita reducir la contaminación medioambiental.

Los inspectores de Consumo, en sus visitas a estos establecimientos, comprobarán la colocación de etiquetas de consumo de combustible y emisiones oficiales específicas de CO2 indicativas en cada uno de los modelos de vehículos expuestos para la venta. Estas etiquetas deben reunir una serie de requisitos, en cuanto a su formato, tamaño y contenido, que los inspectores verificarán.

Igualmente, se vigilará si el local cuenta con la guía de consumo de combustible y emisiones editada por el Instituto de la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y que tiene este documento a disposición gratuita de los usuarios. Asimismo, los establecimientos deben exhibir un cartel informativo para cada marca con una lista de datos oficiales de consumo de carburante y emisiones de CO2 para los distintos modelos.

Por provincias, está previsto que los inspectores de Consumo actúen en 24 establecimientos de venta de vehículos nuevos en Almería; así como 51 en Cádiz, 27 en Córdoba y 30 en Granada. En Huelva estos controles se realizarán en 21 locales, mientras que en Jaén se harán en 24, y en Málaga serán 60 los establecimientos controlados. En Sevilla está previsto realizar inspecciones en 63 establecimientos.

Durante la visita, los inspectores comprobarán también si los folletos publicitarios que estén a disposición de los usuarios cumplen con las obligaciones de información sobre consumo de combustible y emisiones de CO2. La vigilancia incluirá, además, la supervisión de la publicidad de venta de vehículos que aparezca en prensa de ámbito local y autonómico, de manera que los inspectores comprobarán si se cumplen los requisitos necesarios.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 706

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE