X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

El deportivo eléctrico de Audi R8 e-tron gana el Silvretta E-Auto Rally Montaron 2010 disputado en Austria.

Compartir: 

El equipo Audi, con la plataforma tecnológica Audi e-tron, basada en el modelo R8, y con el Audi ur-quattro de 1988, ha logrado una doble victoria para la marca de los cuatro aros en el estreno del “Silvretta E-Auto Rally Montafon 2010”, una carrera que se disputa en Austria a lo largo de 10 especiales para cubrir un total de 160 kilómetros, y en el décimo tercer “Silvretta Classic Montafon”.

El biplaza eléctrico de Audi compitió contra otros 23 coches eléctricos durante los tres días de carrera y se hizo con el triunfo en la general por más de medio segundo.

El reto mayor para el equipo Audi llegó en el segundo día de competición, en las especiales de la montaña y el valle Silvretta. En el cuarto tramo cronometrado, el Audi R8 e-tron debió subir la empinada carretera alpina de Silvretta, con una diferencia de altitud de 1.000 metros en los 15 kilómetros de ascensión. En estas difíciles condiciones, el piloto oficial de Audi, Lucas Luhr, terminó tercero con el R8 e-tron. Pero el equipo Audi logró avanzar hasta la segunda plaza de la clasificación general al término del segundo día para finalizar la tercera etapa en primer lugar.

Cuatro motores, dos en el eje delantero y otros dos en el trasero, mueven las ruedas del Audi R8 e-tron, lo que le convierte en un auténtico modelo quattro. Con 313 CV y 4.500 Nm de par, este biplaza acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. La plataforma tecnológica (estructura de la carrocería basada en la tecnología Audi Aluminium Space Frame-ASF) está diseñada para alcanzar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Las baterías de iones de litio refrigeradas por agua de este deportivo están colocadas justo detrás del habitáculo para obtener un centro de gravedad y un reparto de pesos óptimos, y sus medidas (1,90 metros de anchura, 4,43 metros de longitud y 1,25 metros de altura), junto con la distancia entre ejes (2,65 metros), proporcionan un amplio habitáculo entre los ejes, tanto para ocupantes como para componentes tecnológicos.

El ensamblaje especial de la plataforma tecnológica Audi e-tron consigue un reparto de pesos del 42% sobre el eje delantero y del 58% sobre el trasero, lo que se traduce en un equilibrio y unas cualidades dinámicas óptimas.

La unidad de almacenaje de energía se carga mediante de un cable y un enchufe con corriente doméstica (230 voltios/16 amperios). La toma de corriente se cubre con lo que normalmente es la tapa del depósito de combustible. Con la batería completamente descargada el tiempo de recarga está entre las seis y las ocho horas. Si se utiliza un alto voltaje (400 voltios/63 amperios) este tiempo se reduce a 2,5 horas.

La batería no sólo se recarga cuando el coche está estacionado, sino también mientras se conduce. La clave es la recuperación de energía, una fórmula que ya está disponible hoy en un buen número de los modelos Audi de producción. Durante la frenada el alternador convierte la energía cinética en energía eléctrica y almacena ésta en el sistema eléctrico de abordo. Con ello se aligera el trabajo del alternador en la siguiente fase de aceleración, lo que favorece las cualidades dinámicas y mejora la eficiencia.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 707

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE