X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Austin, San Francisco y Tel Aviv, preferidas por las tecnológicas

El estudio Savills Tech Cities analiza los motivos que hacen a una ciudad atractiva para el sector tecnológico, como su industria o el capital humano.

Compartir: 

Austin, San Francisco y Tel Aviv son las ciudades preferidas por las empresas tecnológicas, de acuerdo con un análisis de Savills, consultora inmobiliaria internacional, según el cual las ciudades pequeñas son las grandes protagonistas en el escenario tecnológico global.

Ranking de ciudades "Techies"

Savills Tech Cities es un estudio que analiza los motivos y razones que hacen a una ciudad atractiva para el sector tecnológico y mediante el que la consultora ha identificado los doce focos a la vanguardia de este sector. Todos ellos cuentan con una próspera industria tecnológica en crecimiento y encabezan las listas de las localizaciones favoritas por las empresas de este sector al buscar espacio para desarrollar su actividad.

Uno de los elementos clave para una empresa tecnológica a la hora de elegir su localización es el acceso a capital humano ofrecido por ciudades interesantes en las que al talento le gusta vivir y trabajar, además de otros factores que van desde el acceso a capital riesgo a la posibilidad de tomar un buen cappuccino en la cafetería de la esquina, y que también han sido incluidos en las métricas de análisis.

La firma considera que los grandes núcleos globales —con Nueva York, Singapur y Londres a la cabeza—suben con fuerza en el ranking cuando se atiende únicamente a los aspectos relacionados con el negocio debido a su buen contexto normativo,  el acceso a capital riesgo y a los inversores, así como las excelentes conexiones con otras ciudades globales. Por su parte, los núcleos asiáticos dominan cuando se mira únicamente los aspectos tecnológicos, con la excepción de Estocolmo.

En cuanto a capacidad, regulación e infraestructura tecnológica, Hong Kong, Estocolmo y Singapur se sitúan en lo más alto de la tabla gracias a argumentos como la banda ancha de Singapur, la más rápida del mundo con 100Mbps.  A pesar de todo lo anterior, ciudades más pequeñas como Austin , Dublín y Berlín, compiten con las megalópolis por sus prestaciones de alojamiento económico en el centro de la ciudad, un menor nivel de contaminación o cuestiones como la facilidad de acceso a restaurantes a la hora de atraer a este grupo demográfico.

De hecho, las ciudades pequeñas con una población creativa ofrecen cosas que las grandes urbes simplemente no pueden alcanzar. Las menores distancias ofrecen a los residentes un tiempo de trayecto al trabajo mucho menor (31 minutos en ciudades tech-friendly), poder manejarse en bicicleta, facilidad de acceso a todo tipo de servicios y un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral, y sin el estrés y ruido de los grandes núcleos urbanos.

La ciudad que encabeza el ranking, Austin, ha experimentado un reciente incremento de población, de PIB y del precio de las casas. Su destacado crecimiento económico rivaliza con el de ciudades de mayor tamaño y su media de edad es de solo 31 años. Paul Tostevin, director asociado de análisis en Savills, recalca, además, que iniciativas como el festival de cine, música y tecnología Austin South by South West, o la Dublin Web Summit, la conferencia tecnológica más importante en Europa, aportan una mezcla muy interesante que simboliza el espíritu de la nueva industria tecnológica

Con respecto a los costes inmobiliarios, el estudio indica que no es un factor con tanto peso. Para una pequeña empresa de tecnología con apoyo financiero, asegurar el espacio adecuado en el lugar correcto es más importante que el coste.  Entre las ciudades tech firendly, la consultora señala que Bombay es la ciudad  más asequible por la combinación del coste de oficina y gastos residenciales, con 14,5 € por m², frente a Singapur, Londres y Hong Kong, todas por encima de 67 €/ m² para una oficina ya establecida y que oscila entre 24 y 70 € por m² para una 'scale-up' (pequeña empresa de tecnología con el respaldo de capital, el siguiente paso a una start-up).

Jon Hutt, director de Corporate Real Estate en Savills UK, explica que las decisiones de localización se basan en mucho más que simplemente el coste del alquiler y en el mundo actual es fundamental que las empresas contemplen la forma de conservar su capital de talento existente, atraer nuevos talentos y mantenerse por delante en un mercado de trabajo cada vez más competitivo. Las características del espacio de trabajo, la zona en la que se ubica, la calidad de vida que pueden ofrecer a sus equipos y el acceso al talento a medida que crecen, pesa significativamente más que ahorrar unos cuantos dólares en el alquiler. Esto se aplica a todas las empresas, pero para la comunidad tecnológica en particular, es crucial.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 708

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE